Alicia Fernandez


  • Date Added: viernes, 1 junio 2012

Necesité trabajar desde el comienzo de mi carrera y lo hice desde 1962 como técnica de laboratorio en el servicio de Nefrología del Instituto de Cardiología Hermenegilda Pombo de Rodríguez, Academia Nacional de Medicina; me dedicaba exclusivamente a realizar recuento de Addis con prueba de concentración, dosaje de urea por técnica de Ambard, creatinina por método de Owen y electrolitos, Na y K con el fotómetro de llama. Allí oí por primera vez al Dr. Víctor Miatello y a quienes constituían su equipo los Dres. Oscar Morelli, Luis Moledo, Ricardo Medel, Carlos Plans y Beatriz Carbajal. A instancias del Dr. Miatello hice la UDH en la cuarta cátedra de Medicina del Hospital de clínicas a cargo del Dr. Héctor Gotta, un clínico brillante, a quien seguía en la actividad docente teórico – práctica médicos clínicos y especialistas de excelente formación científica y humana; por mi inclinación a la nefrología quiero destacar a los Dres. Alfredo Larguía y Miguel Nadal que dictaban las clases de la especialidad. Del Dr. Morelli, aprendí clínica médica, nefrología, la práctica de hemodiálisis y diálisis peritoneal, el Dr. Moledo me facilitó la comprensión del medio interno y sus alteraciones, ambos me enseñaron las técnicas para dosaje de urea, creatinina y electrolitos, y la Dra. Marta Moro.la observación del sedimento urinario. No puedo dejar de recordar al Dr. Medel urólogo, al Dr. Plans radiólogo y a la Dra. Beatriz Carvajal bioquímica porque cada uno con su saber colaboraron en mi carrera. Mi maestro fue el Dr. Miatello, quien siempre me ayudó como estudiante y como médica. En septiembre de 1969 culminé mi carrera y fue él quien me entregó el diploma

Ver entrevista